Skip to content

23 septiembre, 2011

Diputado Andrade en El Mercurio : “Lo que hay que hacer es entenderse con el centro, no pelearse con él”

oal-mercurio

Dice que se sintió “incómodo” al enterarse del planteamiento de la presidenta del PPD, Carolina Tohá, en el que llamaba a una nueva Convergencia Opositora. Pero afirma que esta es una oportunidad para el debate y que si no se hace bien se arriesga un alejamiento de la DC.

Osvaldo Andrade (58, nacido en Puente Alto) dice que el mayor orgullo de su padre, quien fue obrero y terminó siendo regidor socialista, habría sido verlo electo como presidente del PS. Aunque este abogado UC, de rostro grande y voz pausada, a primera vista parece un tipo duro, cuando recuerda su historia, se emociona. Claro que rápidamente vuelve a hablar de la contingencia. Y defiende la marcha de su partido y la propia: “yo, como otros, les he puesto la cabeza y el cuerpo a las luchas políticas”.

Por eso, cuando supo del documento de la presidenta del PPD, Carolina Tohá, en el que proponía una nueva “convergencia opositora”, más allá de la Concertación, reconoce que sintió “incomodidad”, que no le pareció el método más adecuado, y que “lo más ingrato” fue que planteara condicionamientos para asumir la vocería del conglomerado.

El lunes, finalmente, asumió él esa vocería y dice que esta coyuntura puede ser una oportunidad para darle “un itinerario más definido” -se entregarán propuestas de los partidos el día 5 de octubre- a un debate que ya lleva tiempo.

-Carolina Tohá dio a entender que daba por superada la Concertación. ¿Fue un error?

-En política es sano y es responsable plantear la defunción de una coalición sólo en tanto hay en vista una alternativa. Nada se muere si no hay una cierta claridad respecto a lo que se va a hacer. La discusión ya está planteada. Ahora tenemos que hacernos cargo de la tarea. Lo asumo como un momento que hace bien a una coalición que, además, tiene objetivamente una situación de precariedad en la adhesión ciudadana.

-La presidenta del PPD dijo que luchaba contra el “conservadurismo concertacionista”. Si a la par desde el PPD se critica el rol del eje histórico PS-DC, ¿siente que se alude a esos partidos como dueños de ese conservadurismo?

-Ese enfoque es la peor manera de enfrentar esta discusión. Desde la caricaturización no vamos a llegar a ninguna parte. Yo creo que nosotros requerimos hacer un momento terminal de la autocrítica. Yo creo que lo hemos rehuido. Y puedo decir que el Partido Socialista tiene 78 años de vida. El PS no nació con la transición. En estos 20 años aportamos dos presidentes: el presidente Lagos y la presidenta Bachelet. La primera mujer presidenta de nuestro país es socialista. Las cuatro figuras más importantes de Chile en el mundo hoy son socialistas: Ricardo Lagos, Michelle Bachelet, Juan Somavía (director de la OIT) y José Miguel Insulza. Y qué hablar de la figura de Salvador Allende. Nosotros estamos orgullosos de los 20 años de la Concertación. Pero también tenemos la humildad para hacer una severa autocrítica y decir que hay una sociedad desigual. Y creo que hoy día la pega es que la Concertación haga un esfuerzo autocrítico común.

-En su opinión, ¿cuáles son las ideas que deberían marcar el futuro de la coalición?

-Yo creo que tenemos que ponernos de acuerdo en una cierta idea de proyecto. En cuestiones básicas. Uno, necesitamos una nueva Constitución, o sea, una nueva institucionalidad democrática. Dos, debemos hacer un nuevo acuerdo social. Tenemos que ponernos del lado de los abusados, de los desprotegidos. Estos, creo yo, deben ser los ejes de cualquier coalición, sea la Concertación o alguna que la supere.

-Usted ha afirmado que parte de su mandato como presidente PS es mantener el entendimiento entre el centro y la izquierda. ¿Por qué?

-Es que una nueva mayoría social y política supone un entendimiento del centro con la izquierda. Y lo digo así, no de centro-izquierda, sino del centro con la izquierda. Es una cuestión de fondo, porque no es posible para el centro gobernar Chile por sí solo, ni es posible que la izquierda gobierne Chile por sí sola. La experiencia nos ha mostrado, y eso lo aprendimos hace muchos años atrás, que la única forma de constituir una mayoría que sustente un gobierno que intente hacer ciertos cambios es el entendimiento entre el centro y la izquierda.

-Se ha dicho que el PPD y el PRSD quieren “aislar a la DC”.

-Yo no creo que sea este el intento, por lo menos eso no es lo que declara el documento (de Tohá). Pero si no hacemos bien este proceso, se puede producir ese riesgo, y por eso hay que hacerlo bien. Nosotros tenemos que reconocerle al centro su identidad, y ver que lo que haga para ampliarse y desplegarse en ese espacio político le haga bien a esta otra configuración, a esta mayoría. Nosotros tenemos que hacer una izquierda muy potente, pero lo que hay que hacer es entenderse con el centro, no pelearse con el centro. La transición en Chile fue el reencuentro entre el centro y la izquierda, fue el acuerdo entre Patricio Aylwin y Clodomiro Almeyda.

-Ignacio Walker planteó que el documento de Tohá era más una invitación a la ruptura que una invitación al diálogo, ¿lo comparte?

-Una forma de enfrentar este momento es desde la amenaza. Yo prefiero verlo desde la oportunidad. A lo mejor el método planteado no fue el mejor, pero yo lo quiero enfrentar desde la oportunidad. Y ese es el sentido que le dimos los presidentes de los partidos.

-Algunos dicen en estos días que hay que hacerle un “funeral con honores a la Concertación” y que debe abrirse a otros sectores no sólo en materia electoral sino programática.

-A mí me llama la atención que todos los que han matado a la Concertación empiezan por reconocer su adhesión a la Concertación. Es casi esquizofrénico eso. Si nosotros fijáramos los dos ejes programáticos que le he señalado, si buscamos construir una mayoría social y política, si avanzamos en una agenda legislativa común de la oposición, si llegamos a tener candidato común en las próximas elecciones municipales, si rearticulamos ciertas credibilidades que están en discusión, creo que podemos ir encontrando las coordenadas de la nueva coalición que se requiere para el próximo periodo.

-¿Se imagina junto al Partido Comunista o al PRO, de Marco Enríquez, en la Concertación o en un nuevo conglomerado?

-¡Pero si el PC nos ha notificado, caballerosamente, de la mejor manera, que ellos no tienen ningún interés en estar en la Concertación! Y el PRO lo mismo, y el PRI lo mismo, y el MAS lo mismo. Entonces, cuando se dice que hay que ampliar la Concertación para que incorpore nuevos actores políticos, me parece sumamente lindo escuchar eso, pero que alguien me diga con quién.

-¿Ni con un nuevo pacto programático entre todas esas fuerzas?

-Hagamos oposición primero. Si encontramos propósitos programáticos comunes, no le quepa a usted ninguna duda de que nacerá una criatura, pero ese camino hay que andarlo. No son decretos con fuerza de ley. Esto requiere persuasión, requiere conversación. A lo mejor efectivamente surge otra coalición, pero yo no mataría a la Concertación mientras lo otro siga siendo una idea. Ahora, en este esfuerzo yo lo que puedo garantizar es que vamos a tener un candidato común de la oposición en todas las comunas del país para las municipales.

¿Participaría Bachelet de una primaria? “No tengo ninguna duda”

-Se dice que hoy la Concertación no tiene líderes potentes y que lo mejor sería que volviera Bachelet…

-La presidenta Bachelet no tiene por qué venir a hacerles la pega a los partidos políticos. La presidenta Bachelet cuenta con el PS, y el PS cuenta con la Presidenta Bachelet, pero nunca le va a pedir que le haga el trabajo. En consecuencia, dejémosla tranquila. Ella evaluará cuándo tiene que volver. De lo que sí o sí estoy convencido, es que para que ella vuelva y para colaborar en ese retorno, nosotros tenemos que hacer bien la pega. Después de ese trabajo estoy convencido de que vamos a tener un candidato común para las próximas presidenciales.

-El presidente de la DC dice que su partido va a llevar candidato presidencial sí o sí. ¿El PS también?

-En nuestro caso, no hay encuesta ni consulta ciudadana que no diga que si hay alguien que está sobre cualquier otra alternativa esa es Michelle Bachelet. El PS no puede sino reconocer lo que la ciudadanía le está diciendo.

-En el PPD Carolina Tohá, Guido Girardi o Ricardo Lagos Weber podrían ser presidenciables. ¿Cree que buscan ampliar el conglomerado con miras a ese escenario?

-A mí me parece sumamente legítimo, y por eso lo que les ofrezco para resolver ese problema es que tengamos primarias.

-¿Usted cree que la ex Presidenta Bachelet estaría dispuesta a ir a primarias?

-Conociéndola como la conozco, no tengo ninguna duda.

-¿Cuál ha sido el peor error de la Concertación frente al gobierno de Piñera?

-Creo que no hemos tenido capacidad de parir un conjunto de nuevas ideas. Hubo un proceso caracterizado por quienes defendían la obra de la Concertación, y quienes la atacaban. Y eso no tiene a estas alturas ningún sentido. Creo que por esta misma razón no hemos mostrado unidad en la acción. Yo siento que la gente, con toda la precariedad del sistema político, de los partidos, quiere ver alguna coalición que muestre un propósito común y un accionar común. Además, creo que hemos tenido poca capacidad de incorporar más rostros a las vocerías, entre otras cosas.

-Cuando se inició el movimiento estudiantil parecía que la Concertación intentó sumarse. Otros acusaron que buscó ponerse al frente de algo que no le pertenecía.

-Yo creo que fue precisamente lo contrario. Aquí alguien pensó que la Concertación se podía poner adelante del movimiento estudiantil. Yo creo que nosotros no nos quedamos atrás, sino que más bien nos escondimos, y tratamos de pasar piola, entre otras cosas porque no hemos tenido la capacidad de hacer esa autocrítica que yo le mencionaba. A nosotros hace rato que nos empezó a costar hablar con el movimiento social.

 

Leer más de Sin categoría

Leave a comment