Skip to content

21 abril, 2014

Arenas se visitió de profesor en Puente Alto para explicar la reforma tributaria

foto_0000000520140422074618

La Reforma Tributaria es uno de los proyectos más significativos del Gobierno de Michelle Bachelet y también más complicado de entender. Por esto es que el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, llegó hasta Puente Alto para explicarles a los vecinos todo lo que abarca la iniciativa, y de paso, negó que las indicaciones que se presentan este martes sean producto de presiones de la Democracia Cristiana.

Pasadas las siete de la tarde el secretario de Estado llegó a un teatro Palermo repleto junto al senador Carlos Montes y a la posterior aparición del diputado Osvaldo Andrade. Los asistentes lo esperaban con ansías y a su aparición no dudaron en recibirlo con un fuerte aplauso. Después de una pequeña introducción a cargo de la ex ministra de Salud María Soledad Barría, Arenas comenzó su exposición detallando los alcances de la reforma.

El ministro partió explicando que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet tiene como columna vertebral enfrentar la desigualdad en todas sus dimensiones, y que para alcanzar este objetivo se requiere contar con ingresos permanentes para financiar nuevos gastos permanentes: “Por eso, la Reforma Tributaria la estamos haciendo no sólo por cumplir un programa de Gobierno, sino porque estamos absolutamente convencidos de que enfrentar la desigualdad implica políticas de Estado, que generan gastos permanentes, tales como los que hay en las casas”, enfatizó Arenas.

El titular de Hacienda prosiguió recalcando que esto permitirá garantizar acceso a una educación gratuita de calidad. “Es por eso que nos hemos puesto una meta importante. Este no es un ajuste tributario, sino una reforma estructural que cambia la forma cómo hoy se recauda, para que esa recaudación alcance 3 puntos del PIB y podamos sumar a las arcas fiscales US$ 8.200 millones para destinarlos a educación, salud y fortalecer el sistema de pensiones solidario y equilibrar las cuentas fiscales”, añadió.

Tal como ha hecho en reiteradas ocasiones, Alberto Arenas enfrentó los embates que llegan desde la oposición criticando al proyecto y señaló que algunos generan mitos alrededor de la reforma. “El debate que enfrentamos hoy es ideológico. Estamos aumentando el tamaño del Estado y fortaleciendo la actividad pública y por cierto que hay unos que quieren obstruir, porque no les interesa que el Estado se agrande. Esperamos que el debate sea transparente. La Reforma Tributaria cuenta con un tremendo respaldo de la ciudadanía”, lanzó.

NIEGA PRESIONES DE LA DC

Al finalizar su extenso discurso y tras responder las preguntas del público asistente, el ministro abandonó raudo el teatro Palermo, pero no sin antes negar de plano que las indicaciones presentadas al proyecto respondan a presiones de la Democracia Cristiana.

“Las indicaciones tienen que ver con un debate que hemos tenido de precisiones y perfeccionamientos del proyecto de ley donde han estado presente todos los diputados de la Nueva Mayoría”, señaló a Nación.cl.

“Acá hay ocho diputados que representan todas las opiniones de la Nueva Mayoría en el Congreso y hemos hecho un trabajo pre legislativo, los hemos escuchado y básicamente hemos avanzado en precisiones y de una u otra manera en las materias que nos han consultado”, agregó.

Consultado en específico sobre los requerimientos de la Democracia Cristiana a ciertos puntos de la reforma, Arenas enfatizó que las precisiones no pasan por las peticiones de uno u otro partido, sino del trabajo en conjunto con los agentes del oficialismo.

Leer más de Sin categoría

Leave a comment