Skip to content

22 septiembre, 2014

Osvaldo Andrade revela haber sido beneficiado por la Ley de Amnistía

2007956

El presidente del PS fue procesado y condenado por la Ley de Control de Armas en 1973. Estuvo detenido un mes y luego fue condenado por un tribunal militar tras el golpe militar.

El episodio había sido olvidado para volver a ser desenterrado por su protagonista: el presidente del PS, Osvaldo Andrade.

Fue ayer, en el programa de TVN Estado Nacional, donde Andrade confesó que no votará en la Cámara por una eventual derogación o anulación de Ley de Amnistía de 1978, simplemente porque él fue uno de los beneficiados.

La revelación vino cuando fue consultado si prefería anular o derogar esa normativa. “Ahí yo tengo un problema personal, yo soy amnistiado, entonces me inhibo”, dijo.

“Yo fui procesado por la Ley de Control de Armas y fui procesado por un tribunal militar y tuve el beneficio de la amnistía. Estoy hablando por supuesto del ’73, no de antes”, reveló.

El jefe del PS no estuvo disponible para referirse al tema, pero cercanos entregan detalles del episodio.

Fue en junio de 1973. Osvaldo Andrade era estudiante de derecho en la Universidad Católica, cuando se trasladaba en una camioneta del Instituto de Desarrollo Agropecuario junto a un funcionario público del gobierno de la Unidad Popular.

Pero en el trayecto la camioneta en la que se trasladaban se volcó en Avenida Vicuña Mackenna de Santiago.  Al lugar llegó una patrulla de Carabineros que encontró que, tanto Andrade como el funcionario, portaban pistolas.

Ambos fueron detenidos y procesados por la Ley de Control de Armas. Un cercano al diputado socialista recuerda que pasó alrededor de un mes detenido, entre junio y julio. El caso también tuvo seguimiento en los diarios de la época, marcando parte de la agenda de esos días, ya que los involucrados -de quienes se especuló que portaban explosivos- fueron traspasados a la Fiscalía Militar.

Andrade salió de la cárcel, luego vino el Golpe de Estado de 1973, pero su sentencia todavía no llegaba. Finalmente fue condenado en los meses posteriores a septiembre de 1973, lo que produjo que Andrade también se acogiera a los beneficios de la Ley de Amnistía. Si bien la norma dejaba sin sanciones a los autores de hechos de represión militar ocurridos entre septiembre de 1973 y abril de 1978, también amparaba a civiles, que habían sido condenados por tribunales castrenses durante ese período. Y ese era el caso de Andrade.

A pesar de que el parlamentario PS se inhabilitará para votar en la discusión en el Congreso por la Ley de Amnistía, hace unos días, en conferencia de prensa en el PS, apoyó la decisión del Ejecutivo de discutir la moción en el Parlamento. Esa vez dijo: “La voluntad política que hay detrás de la iniciativa es derogar una ley que lo que intentó fue construir autoimpunidad a los hechores de delitos contra los derechos humanos”.

Sin embargo, todavía existe un debate jurídico de cuál es el camino más apropiado, derogar o anular el Decreto Ley de Amnistía de 1978.

Ayer el senador UDI, Juan Antonio Coloma dijo que el debate de la amnistía es “artificial”. “Sólo busca desviar la atención de los problemas de seguridad y terrorismo”, agregó el gremialista.

Fuente: La tercera (22-09-2014)

 

Leer más de Sin categoría

Leave a comment