Skip to content

23 agosto, 2016

Diputado Andrade: “Si el pacto no va con medidas de corto plazo, la falta de confianza jugará en contra de la reforma a las pensiones”

A_UNO_520937

Relata que hace seis meses le entregó al gobierno una propuesta que elaboró junto al senador Allamand (RN) y
que a las AFP les pareció “buena idea”.

No ha conseguido su propósito de desprenderse de su reconocida ironía, pese al compromiso que se autoimpuso antes de asumir la presidencia de la Cámara, pero cuando se habla de reformar el sistema de pensiones, el diputado Osvaldo Andrade no se pierde, eso es serio y así lo enfrenta.

En especial, cuando el escándalo de las abultadas pensiones en Gendarmería lo tocó directamente, porque la figura emblemática sobre la que recayó la primera denuncia y destapó el caso fue su ex señora Myriam Olate.

- ¿Es viable un acuerdo nacional?

- Tiene mucha viabilidad, porque todos están conscientes de que hay una legítima presión ciudadana para
hacerse cargo del tema. La priorización que se ha hecho tiene que ver fundamentalmente con la presión
ciudadana. Es muy difícil para cualquier actor político sustraerse a este clima, al margen de su opinión sobre
las fórmulas.

- En la oposición se resisten al aumento del 5% en las cotizaciones con cargo al empleador, dicen que es un
impuesto al trabajo que va a pagar la clase media.

- Cada vez que ha habido una reforma laboral que implica un aporte patronal, hay una camada de intelectuales
de derecha que dice que va a impactar en el empleo y a la clase media. Ahora se está planteando un aumento
de cinco puntos con una gradualidad de 10 años. ¡Por favor, terminemos con los eslóganes! Cuando la
evidencia empírica ha demostrado lo contrario, para qué seguir con esos estereotipos que no son ciertos.

- ¿Debería destinarse a capitalización individual o fondo solidario?
- Fondo solidario.

- ¿Aumentaría la edad de jubilación de las mujeres?

- Puedo estar de acuerdo con que se aumente la edad de jubilación en general, conceptualmente hay buenas
razones. En lo que no estoy de acuerdo es en que se asimile la edad de jubilación del hombre y la mujer. Si
tuviéramos un sistema laboral sin diferencias tan notorias podría incluso estar de acuerdo con eso, pero no es
así. Es imposible tener un buen sistema de pensiones con el sistema de relaciones laborales que tenemos en
Chile.

- Se está invitando a conversar sin propuestas concretas aún.
- Eso no es correcto. Lo que hace la Presidenta es constituir un sistema mixto, porque le incorpora aporte
patronal. Habrá que definir para dónde va el aporte, cómo se distribuye, eso es parte del debate, pero la
decisión política es que el sistema de pensiones se transforma en un sistema mixto.

- El senador Ignacio Walker propone que se asuma como emblemático el cambio al sistema de pensiones,
aunque haya que revisar la gratuidad universal, ¿qué le parece?
- La ciudadanía tiene un problema de confianza respecto a la política, los políticos y las políticas públicas, y
quiere que haya respuestas en el corto plazo. La virtud de la reforma previsional en el primer gobierno de la
Presidenta fue que, al poco tiempo de dictada la ley, hubo una expresión concreta. Si el pacto no va
acompañado con medidas que también tengan un resultado de corto plazo, la falta de confianza va a jugar en
contra de la reforma. En eso hay dos cosas importantes que valdría la pena considerar, que son parte del
debate. Por un lado, qué hacemos con las personas que hoy tienen pensión de AFP baja.

- ¿Qué haría en ese caso?
- Hay una idea bien interesante, formulada primero por Guillermo Larraín y que también conoce la industria,
que consiste en distinguir entre lo que se llama la tercera y cuarta edad. Hace seis meses le hice una propuesta
al gobierno.

-¿Y?
- Quedaron de estudiarla. Se lo planteé también al ministro Valdés que también quedó de estudiarla. Y consiste
en que, como la expectativa de vida ha aumentado, calculemos la pensión con una edad más cercana a la
realidad, hoy se hace sobre la base de 110 años. Si fijamos el parámetro en 90 años y calculamos desde la
fecha de jubilación hasta los 90, el periodo de cálculo se achica y las pensiones aumentan sin requerir más
plata. Eso se podía hacer sin problema y significaba un aumento de las pensiones del orden del 13% al 14%.
Con los que viven más de 90 que ya no tienen plata, pero son harto menos, se puede financiar a través de un
seguro o un mecanismo con los cotizantes jóvenes.
Quiero serle súper sincero, esta propuesta la estuvimos trabajando con el senador Andrés Allamand. Incluso,
nos reunimos con la industria para hablar este tema y les pareció una buena idea, porque no significaba más
plata y es mejor pensión.

- ¿Con quiénes de la industria?

- AFP, Pérez Mackenna, ese núcleo.

- ¿Podría ser viable?
- Podría ser perfectamente viable. Y para las personas que tienen pensión básica solidaria, hay dos cuestiones
que podríamos enfrentar ya: ampliar la cobertura, del 60% al 80%. Y aumentar los montos, de $ 80 mil a $ 100
mil.

- Eso implica más recursos.
- Sí, para eso necesitamos recursos. Algunos hablan del Fondo de Reserva de Pensiones, que no ha sido usado;
habría que calcular cuánto ha rentado y si esa rentabilidad permitiría enfrentar este desafío. Otra alternativa es
más bien conceptual y así entiendo la propuesta de don Ignacio Walker, no quiero menospreciarla: dado el
escenario económico, el gobierno acuñó el concepto del ‘realismo sin renuncia’ que consistía en que sin
renunciar a nuestras aspiraciones, para hacernos cargo de los compromisos, les pondríamos gradualidad, que
fue el concepto que representó en las políticas públicas el ‘realismo sin renuncia’.

- ¿Así interpreta al senador Walker?
- Quiero entenderlo así, no estoy seguro porque no lo he conversado con él. Pero cuando digo que hay que
hacerse cargo del pilar solidario ahora ya, tengo que ver de dónde saco esos recursos. Una alternativa es que
se le agregue más gradualidad a los compromisos de políticas públicas. Que el gobierno pesquise a qué
política pública podría darle más gradualidad para liberar esos recursos y con ellos enfrentar el tema de las
pensiones. Esto requiere ley, pero eso es parte del pacto, si hay voluntad para mejorar las pensiones y tenemos
un problema de rigideces financieras, pongámonos de acuerdo de dónde sacamos el dinero.

¿CANDIDATO DE LA DC EN PRIMERA VUELTA? “PELIGROSO, MUY PELIGROSO”

- ¿Cómo interpretaría que la DC llegara con un abanderado presidencial a primera vuelta?
- La Nueva Mayoría tiene tiene tres tipos de problemas: uno, con dos partidos que sienten desafecto por la NM.

- ¿Que serían?
-
La Izquierda Ciudadana y el MAS. Segundo, hay una tensión permanente entre el centro y la izquierda de la
NM respecto a su continuidad; y, tercero, hay un partido que tiene una contradicción interna que es muy jodida,
que es la DC. Le puedo decir que buena parte de los debates de las izquierdas y centros, por decirlo así, son al
interior del mismo partido. Ahí hay una cuestión que hay que resolver, pero eso no lo hacen los demás, lo tiene
que resolver el propio partido. Y ahí hay una tensión que no está resuelta.

- ¿En qué deriva esa tensión no resuelta?
- De pronto las soluciones son hacia afuera, si es que vamos a tener un candidato único o no, todas cosas que
unen, pero la tensión programática sigue estando adentro. Lo digo con mucho afecto, porque soy de los que se
la ha jugado por la unidad y el trabajo conjunto PS-DC. Pero la DC tiene que resolver esa tensión.

- Pero si es evidente que eso no se ha podido resolver en años.
- Si hay una tensión tan grande que es muy difícil resolver internamente, el resto de los partidos debiéramos
colaborar.

- ¿Cómo podrían contribuir los otros partidos para que la DC resuelva un problema que usted mismo dice que
es interno?
- Como colaboramos para que se constituyera la NM, conversando, dialogando, llegando a acuerdos,
estableciendo y pactando las diferencias. Como se hace en la política.

- Entonces, ¿cómo interpretaría que la DC decidiera llegar con un candidato a primera vuelta?
- Peligroso, muy peligroso. Porque si hay una decisión de llegar con un candidato a primera vuelta, corremos el
riesgo de perder, es bueno decirlo; y porque después de eso, a alguien se le va a ocurrir que lleguemos con
listas parlamentarias distintas.

- Se ha mencionado incluso.
- Pero no se ha formalizado, anda ahí. Sería un desatino político electoral, pero fundamentalmente político,
porque ¿por qué la gente le va a creer a la Nueva Mayoría hoy si lo único que anuncia es que se va a terminar?


Leer más de Sin categoría

Leave a comment